Black Friday: La increíble caja de cartón corrugado de Amazon en los Días de Descuentos


La “Semana Feliz” de descuentos de Amazon, es una campaña del líder mundial del comercio electrónico que abarrota los mostradores y los escritorios con paquetes que llevan la sonrisa con forma flecha en todas las cajas de envíos. Es también un importante recordatorio de que el auge e-commerce está sostenido por las cajas de cartón corrugado.

Amazon ha inventado con éxito un nuevo día festivo de compras, en épocas no festivas (Julio por caso) para capitalizar la idea de ofertas de descuentos para los compradores de todo tipo de productos, desde ropa, zapatos hasta televisores y computadoras.

Amazon Prime Day regresará por quinta vez, y este año el evento de descuento tendrá una duración de dos días completos. Amazon dice que lanzará nuevas ofertas cada cinco minutos, alentando a los miembros de Prime a seguir regresando al sitio.

«Sin duda, Amazon Prime Day será otro evento de gran éxito para Amazon, especialmente porque ha aumentado la duración y parece estar trabajando aún más duro con los proveedores para asegurar acuerdos», dijo Sucharita Kodali, analista de Forrester Research.

Pero esto requiere un gran esfuerzo de toda la cadena de producción y la logística de distribución. Los minoristas y los expedidores están trabajando rápidamente para reducir, hacer más livianos y reutilizar todo ese empaque adicional, y eventualmente, tal vez, deshacerse de él por completo.

Las máquinas ahora pueden aspirar casi todo el espacio extra alrededor de un conjunto de artículos que se enviarán. Las fábricas de papel están experimentando con técnicas para unir fibras de madera de una manera que fortalezca el cartón con menos árboles. El propio Amazon tiene un equipo de 85 personas dedicado a mejorar su empaque y está presionando a los minoristas para que empaquen sus productos de una manera que no requiera otra caja en la parte superior.

Kim Houchens ha liderado ese equipo de Amazon durante cuatro años: «estamos trabajando con los fabricantes para pensar en el diseño del producto y su envase primario, para asegurar de que satisfaga las necesidades de transporte hasta la puerta del comprador y para que no tengamos empaques redundantes agregados durante el proceso».

Durante la última década, el comercio electrónico ha sido un impulso positivo para la industria del cartón corrugado en un momento en que la demanda en sectores como la alimentación y la fabricación se ha estancado. Comprar en línea es siete veces más intensivo en cartón que recoger artículos de una tienda, según la empresa de análisis de datos de productos básicos RISI Fastmarkets , y el comercio electrónico generó 1.3 millones de toneladas de cartón corrugado en América del Norte en 2018, un aumento de 1,1 millones con respecto al año anterior.

«En una cadena de suministro minorista tradicional, los productos se colocan en blísters y luego se colocan en una caja que se monta en un pallet, y no salen de esa caja hasta que están en la tienda», explica Derek Mahlburg, analista de RISI Fastmarkets. «En el comercio electrónico, los productos se envían a cada casa individualmente, por lo que se sacan de esa caja muy pronto y luego se colocan en una caja nueva».

El aumento de la demanda también ha impulsado los precios al alza, dice Mahlburg, lo que llevó a los minoristas y transportistas a tratar de encontrar formas de desperdiciar menos cartón en sus envases, lo que también tiene beneficios medioambientales.

Amazon como regulador del mercado

Con casi la mitad del mercado de comercio electrónico, la mayor fuerza en los envíos de cajas es Amazon.

La compañía compra millones de cajas al año a fabricantes cercanos a sus centros de distribución. Emplea estadísticos, investigadores de operaciones, científicos de datos, ingenieros de materiales e ingenieros computacionales, para pensar el “ambiente de distribución” en cajas.

«Reunimos a esos grupos, probablemente por primera vez en el negocio de cajas de cartón corrugado, para preguntar, “¿qué está pasando con la caja de cartón corrugado en la parte trasera de un camión?'», Dice Houchens.

Las diferentes tensiones en las cajas en diferentes partes del camión les indicaron qué tan grande realmente debía ser cada uno y qué tan delgado podía llegar a ser el cartón sin poner en peligro el producto que se encontraba dentro. Amazon también utiliza algoritmos de aprendizaje automático para monitorear los comentarios que provienen de los clientes a través de los centros de llamadas y las redes sociales sobre cualquier daño que ocurra en tránsito, para ver cuándo han ido demasiado lejos.

Las empresas están comenzando a diseñar embalajes de manera diferente para los productos que están destinados a la puerta de un cliente en lugar de a un estante de la tienda, de modo que los que se venden a través del comercio electrónico no necesitan una «caja superior». El detergente para ropa Tide ahora viene en un recipiente que parece vino en caja, en lugar de una botella de plástico que se envía en una caja de papel.

Amazon tiene la escala y el poder de compra para impulsar esos cambios más rápido, y lo ha sido, ya que también ayuda a sus resultados. Durante el año pasado, para artículos grandes y aquellos que pesan 20 libras o más, la compañía ha estado pagando a los minoristas $ 1 por paquete que es fácilmente reciclable y capaz de enviar sin una caja de Amazon marrón. A partir de agosto, dejará de pagar ese incentivo y, en su lugar, cobrará $ 1,99 por paquete que no cumpla.

Los minoristas también están empezando a ver un mejor envase como una oportunidad. El envío en sus propias cajas también permite a las marcas establecer una conexión más fuerte con sus clientes, con mensajes especializados en el interior para mejorar la experiencia de recibir algo por correo. Están tratando de sacar provecho de la tendencia de » unboxing «, en la que las personas se graban abriendo un paquete y publicando el video en YouTube, haciendo que la caja sea mucho más visible.

«En cierto sentido, es una valla publicitaria. Es la última impresión que tienen las personas, su último punto de contacto con alguien es cuando la caja llega al hogar de las personas», dice Rachel Kenyon, vicepresidenta de la Fiber Box Association, que representa fabricantes de envases a base de papel. «Si puede dar un paso más allá al mejorar esa experiencia de desempaquetado, es una gran oportunidad».

Los consumidores están cansados ​​de la basura.

La corrección de tamaño, la reducción de peso y la eliminación de las cajas excesivas han reducido tanto la tasa de consumo de cartón que los analistas creen que la producción se ralentizará, incluso a medida que se soliciten más productos en línea. A medida que las compras por correo se vuelven más comunes, las empresas y los servicios postales están experimentando con deshacerse de los envases de cartón de un solo uso.

Amazon está ejecutando un piloto en India donde los productos se entregan a los hogares en bolsas de plástico, ya que es más común en India que alguien esté en casa durante el día para recibirlos. (La seguridad y la privacidad son una de las principales razones por las cuales se usan las cajas de entrada). Y en China, una compañía llamada Suning.com está usando cajas de entrega de plástico compartidas en 13 ciudades que pueden reutilizarse casi infinitamente. En los Estados Unidos, el aumento de los casilleros de entrega puede permitir que la entrega sin caja también se extienda.

Hasta que todo sea reutilizable, las compañías de empaques de papel están argumentando que al menos el cartón es mejor que el plástico de un solo uso, incluso cuando toman medidas para hacer que los empaques sean menos dañinos para el planeta. Y los consumidores, señalan, están comenzando a rechazar los productos que vienen envueltos en basura.

«Con las redes sociales, se puede ver que las personas ya no aceptan ciertas cosas y potencialmente no reordenan por eso», dice Herwin Wichers, director de desarrollo de mercado de Smurfit Kappa, un fabricante global de envases de cartón corrugado: «El precio sigue siendo una parte importante, la conveniencia sigue siendo una parte importante, pero el ángulo de sostenibilidad está comenzando a influir en las decisiones de las personas».

Un mundo que se centra en la economía circular y que pone a prueba en cada envío, no solo al producto, sino también al envase

Historia de Lydia DePillis , CNN Business

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *