ECONOMÍA

Nielsen sobre paritarias: “No va a haber grandes desafíos”


26/01 – En una entrevista exclusiva para La Revista del Corrugado, el economista Guillermo Nielsen afirmó que en la negociación paritaria para este año “no va a haber grandes desafíos”. Según el especialista, la negociación se va a mover en un número que “no va a capturar el 100% de la inflación pero va a ser satisfactorio”.

La discrepancia surge después del anuncio sobre la aspiración oficial de que el incremento salarial no supere el 26% más Ganancias y asignaciones, sobre la base de una proyección inflacionaria del 25%.

Los gremios, por su parte, ya adelantaron que reclamarán un aumento con un piso del 30% para este año.

La discusión se pone nuevamente en el centro de la discusión luego de que el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, fijó la meta inflacionaria y los objetivos fiscales durante la gestión de Cambiemos.

Prat Gay explicó que en 2015 la inflación cerró en 28% y estimó un costo de vida para 2016 entre 25 y 20%; para 2017 de entre 17 y 12%; para 2018 entre 12 y 8%; y para 2019 en torno al 5%.

Sobre los objetivos fiscales, el Gobierno explicó que bajará gradualmente el déficit y fijó metas del 4,8% para 2016; 3,3% para 2017; 1,8% para 2018 para terminar con un leve superávit de 0,3% en 2019.

Según explicó el Gobierno, la meta de reducción del déficit fiscal para 2016 se efectuará a través de la eliminación de subsidios sobre tarifas energéticas; mientras que otro 0,8% de ahorro provendrá de eliminar el derroche que tuvo el Estado durante los años previos.

“Hay un problema muy serio de tarifas y de presión tributaria. Esos son los temas absolutamente ineludibles que se deben enfrentar”, analizó Nielsen en consonancia con los anuncios efectuados por el Ministro de Hacienda.

 

Tipo de cambio y precios relativos

 

Más allá del anuncio efectuado por el Ministro de Hacienda, Guillermo Nielsen se refirió a otros temas económicos que son parte de la agenda de este año y que preocupan a los diferentes sectores.

En primer lugar, Nielsen hablo del tipo de cambio fijado tras la reapertura del cepo y afirmó que, por razones de prudencia, “el tipo de cambio inicial que eligió el Gobierno es un poco bajo”, sobre todo ante las perspectivas que se tiene que poner en marcha un plan antinflacionario muy serio y que podría derivar en un atraso cambiario que” sería durísimo” para la argentina.

En ese sentido, aseveró que “gran parte de la Industria no está en condiciones de soportar otro período de atraso cambiario así que tiene cierto sentido la preocupación que hay”.

Finalmente, sobre la postura que tomó el Gobierno de abrir importaciones sobre aquellos productos que no retrotraigan sus precios a noviembre del año pasado o se incrementen sin razones fundadas, Nielsen dijo no creer que la apertura de importaciones pueda utilizarse para cuestiones coyunturales de precios ya que se trata de una política estructural de largo plazo y no de corto.

“Es muy difícil importar productos del exterior rápidamente con respecto a los que han subido de precio. Es parte de una amenaza y hay que ver cómo sigue todo esto”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *