| 011-5032-2060/61/62

PACKAGING

El futuro del cartón corrugado


04-12.- Por Martin Gellert*.- A principios de 1870, el farmacéutico norteamericano y vendedor de perfumes, Albert Jones, comenzó a buscar una solución para las continuas pérdidas que sufría por causa de roturas en sus productos. En aquellas épocas las envolturas (Packaging) se realizaban con telas y éstas no protegían eficientemente los envases de vidrio contra los golpes del transporte. Inicialmente Jones utilizó el papel, pero sus resultados no mejoraron. Inspirado en el papel plisado que se utilizaba para dar rigidez a los sombreros de los caballeros, Jones corrugó el papel y dio inicio al uso de este papel como elemento de protección y empaque.
En 1874 el norteamericano Oliver Long, siempre basado en la idea de proteger envases de vidrio, le adhirió dos láminas planas a ambos lados del papel corrugado de Jones con la intención de darle rigidez. Nacía entonces la primera versión del cartón corrugado que hoy conocemos.
Aparecieron así las empresas fabricantes de cartón corrugado como Thompson and Norris Co. en New York y Robert Gair Co. en Boston. A comienzos del siglo XX aparece lo que hoy conocemos como Regular Slotted Case (RSC) o simplemente “caja de cartón”, que continúa siendo el embalaje por excelencia de la mayoría de los productos que se comercializan en la actualidad.
Esta breve y simpática historia pretende sumergirnos en las nuevas tendencias de Packaging en cartón corrugado. Con el avance de la tecnología y las investigaciones, las empresas fabricantes de cajas de cartón corrugado han mejorado las características del cartón otorgándole resistencia a los esfuerzos soportados por el embalaje, impermeabilidad o resistencia a la humedad, reducción del deslizamiento, calidad de impresión, adaptabilidad de las geometrías al contenido, entre otras variables.
Tal como expresa Smithers Pira, autoridad mundial en las cadenas de suministro de la industria del embalaje, el papel crecerá fuertemente para llegar a 170 millones de toneladas, y acercarse a una facturación de u$s 300 mil millones en 2023. Actualmente, la demanda mundial de cartón corrugado es de más de 143 millones de toneladas y aporta un valor de u$s 245 mil millones.
De acuerdo con el informe “The Future of Corrugated Packaging hasta 2023”, el comercio electrónico representa una oportunidad significativa y de alto crecimiento para el mercado de empaques corrugados. A pesar de la desaceleración económica en los últimos años que ha tenido un impacto negativo en el comercio electrónico y en las ventas minoristas en general, estos mismos mercados presentan a futuro una oportunidad considerable para los proveedores de envases de cartón corrugado.

Comercio electrónico

La naturaleza del embalaje para este tipo de transporte, favorece el uso del cartón corrugado como medio principal y ahora se estima que se utilizan materiales corrugados con un valor superior a u$s 20 mil millones en este sector en su conjunto.
Los principales sectores que utilizan los sistemas de ventas e-commerce incluyen: electrónica, libros, productos multimedia, moda, juguetes, pasatiempos y equipamiento deportivo, entre otros.
Y también hay espacio para un gran crecimiento en este mercado. Según los datos de 2017 de E-Marketer, el comercio electrónico es actualmente responsable del 10% de todas las ventas minoristas, y crecerá a casi el 15% para 2020.
Smithers Pira pronostica que el mercado general de envases para comercio electrónico crecerá rápidamente en los próximos años, expandiéndose a una tasa de crecimiento anual del 14,3% desde 2017 hasta 2022.
Este crecimiento lleva a los envases para comercio electrónico –incluidos los envases de cartón corrugado, envases flexibles y embalaje para protección y tránsito– a alcanzar una facturación de casi u$s 55 mil millones en 2022. Esta notable tasa de crecimiento para la industria del embalaje representa el 2,9% desde 2017 hasta 2022.

Desafíos

Este mercado tan cambiante requerirá que los proveedores de empaques corrugados y la cadena de suministro en general cumplan con los nuevos requisitos, que en algunos casos aún están en desarrollo.
Con una cadena logística cada vez más compleja, se espera que los paquetes de comercio electrónico se manipulen hasta 20 veces o más durante una entrega estándar. Sumado a la escala de los sistemas de almacenamiento y entrega necesarios para el comercio electrónico, existe una demanda considerable de soluciones de embalaje robustas y rentables en este sector.
Para citar un ejemplo, DS Smith ha lanzado una solución de envasado personalizable para permitir a los minoristas electrónicos reducir el tamaño de la caja y los costos asociados, incluidos el vacío, el almacenamiento, el envío y la administración.
Otro ejemplo de esta tendencia es el producto On Demand Packaging, de la firma Packsize, que proporciona una serie de máquinas armadoras de cajas a partir de cartón corrugado en forma continua y que permite desarrollar envases de varios tamaños en cantidades pequeñas, ajustando el tamaño y geometría del envase al producto que transporta.
Estas soluciones son fundamentales para el comercio electrónico, ya que se necesita menos cartón corrugado y material de relleno, se reducen los daños del producto durante el transporte, merman los costos de envío (debido a que están asociados al tamaño y al peso del paquete) y generan un menor impacto en el medioambiente.
Las demandas adicionales de los propietarios de marcas se multiplican en la industria de conversión. Muchas marcas ahora requieren que el paquete secundario cargue su logo ya que llegará al hogar y no solo al punto de venta. Esto aumenta la necesidad de los convertidores de producir diseños gráficos de alta calidad y terminación.

Sostenibilidad

Todos los problemas de sostenibilidad que enfrenta el mercado del corrugado en su conjunto entran en juego aún más enfáticamente en el sector del comercio electrónico, con consumidores que exigen facilidad de reciclaje y ganancias en sus compras.
La reducción de peso de la plancha, sin perjuicio de su resistencia estructural, es uno de los desafíos para la industria del corrugado. La correcta nivelación de estos parámetros y el redimensionamiento también desempeñan un papel cada vez más importante en este mercado. Esto no solo responde a la demanda del consumidor de envases eficientes, sino también a la adopción de los precios de peso dimensional (DIM) por parte de la cadena logística.
Hasta 2014, se les cobraba a los minoristas por el peso del paquete, pero a partir de ese año muchos transportistas han introducido los precios del peso DIM en función de las dimensiones del paquete e incluyen un ‘factor dimensional’ (típicamente 166 (in3 / lb)) para determinar el peso DIM.
Los principales operadores, UPS y FedEx, actualmente usan el mismo cálculo, que es el tamaño cúbico de un paquete dividido entre 166 para envíos nacionales y 139 para envíos internacionales. Este peso DIM se usa para determinar el costo del envío.
En algunos casos esto ha llevado a aumentos significativos. Como ejemplo, un paquete de 32 rollos de higiénico cuesta un 37% más con peso DIM y, de manera similar, una gran caja de pañales desechables cuesta casi un 10% en un envío con peso DIM. Ejemplos similares se pueden encontrar en productos livianos o de bajo valor, especialmente en el creciente mercado de ventas electrónicas de comestibles.
En línea con estos desafíos, la industria del cartón corrugado viene avanzando en soluciones tecnológicas que están en línea con estas nuevas exigencias del mercado. Existen actualmente innumerables innovaciones tecnológicas relacionadas con los usos especiales de este material.
Es que el cartón corrugado es un material de amplias posibilidades para ser utilizado en la conversión a embalaje de los más diversos productos. Su resistencia estructural y su flexibilidad de adaptación a distintas medidas, sistemas de envasado automatizado, y condiciones de transporte, lo ha convertido en un producto de amplia difusión en todos los mercados.

Tendencias

Una visión de futuro, basada en las tendencias que se avizoran en la actualidad, permite analizar las siguientes tendencias, unidas a las características del material:

a• Usos especiales del cartón corrugado
b• Impresiones de alta complejidad
c• Sistemas de Reposición de stocks

a- Usos especiales del cartón corrugado
Aquí se destacan: los pallets e implementos para el consolidado de cargas fabricados en cartón corrugado y los grandes contenedores.

En cuanto a pallets e implementos, hay probada experiencia mundial para el reemplazo de otros materiales por cartón corrugado, especialmente en aquellos usos en los cuales la higiene, el peso, la amortiguación a choques y la flexibilidad para utilizar medidas distintas a la estándar, sean una condición de mucho interés. Pero también se ha lanzado al mercado un pallet de cartón corrugado con algún grado de competencia con el pallet de madera, y una licencia europea que avala el producto como el mejor de su tipo en el mercado. Es así que mercados farmacéuticos, de la alimentación, de productos electrónicos, de envíos en cargas aéreas en general, son sectores de gran potencial para la incorporación de pallets o rejillas superiores protectoras de cargas, fabricados en cartón corrugado.
Luego están los grandes contenedores multipropósito. El avance del corrugado en mercados del granel, o de bolsas en contenedor (Big Bag in Box), son los más atractivos. Contenedores para 400 Kg de frutas a granel, para 1000 litros de productos de distintas densidades, contenedores especiales para 1000 kg de clavos dirigidos a exportación, tetrabines, octobines, dodecabines, (cuatro, ocho y doce caras), ya son una realidad que tienen una amplio campo de acción. Se trata de diseños a medida de las necesidades del cliente que ponen especial atención en sus sistemas logísticos.

b- Impresiones de alta complejidad

La tecnología de impresión flexográfica está creciendo al ritmo de las exigencias. El mercado de bebidas alcohólicas lleva la delantera en este campo, con impresiones cada vez más complejas y atractivas. Papeles especiales para ser usados como sustratos, tintas de alta gama, clisés fabricados digitalmente completan un panorama de requerimientos de alto grado de dificultad.
Algunas marcas mundiales, han pasado a tener estas exigencias y requieren que en todos los países en que se fabriquen sus productos, la apariencia de la impresión sea similar. Esto lleva a la industria del corrugado a convertirse cada vez más en impresora de jerarquía cuando, anteriormente, solo se centró en informar a través de impresiones de poca dificultad.

C – Sistema de reposición de stocks (Replenishment)

Dadas las características del cartón corrugado, material de buen espesor que se convierte en general en envases de tamaño importante, es de gran necesidad manejar pedidos contra requerimientos precisos de planificación de los clientes.
Es por ello que la tendencia a trabajar mancomunadamente, “enganchando” los sistemas del cliente con los del proveedor, hacer visible la planificación de ambos e incorporar los conceptos de entrega a tiempo (just in time), son esenciales en las prácticas modernas. Esta tendencia está a su vez avalada por los más modernos sistemas de control de la planificación, ejecución y envío de cada lote de producto, manejado por especialistas en logística.
Las compañías más modernas aceptan hoy un sistema de “Supply Chain”, donde el proveedor de envases de corrugado participa directamente en la cadena. Esta tendencia dispone además de sistemas de control por “tags” de radiofrecuencia, con circuitos visibles para ambas partes a través de Internet, con los que se puede obtener una vista instantánea del ritmo de fabricaciones y stock en casa del proveedor al igual que en casa del cliente, incluida la mercadería en tránsito.
Es de esperar que el uso tradicional del cartón corrugado como material de Packaging continúe su camino de la mano de las innovaciones y adelantos tecnológicos. Esta tendencia ya se ve en la industria actual, pero la forma de hacer negocios y las metodologías de compras cambian, las entregas, distribución y logística se transforman para hacerse más eficientes y eso modifica la concepción del envase. Nuestros clientes ya no compran una caja marrón con un código impreso en color negro, el envase es cada vez más “la imagen del producto”.

Innovaciones en el uso

Complementando esta tendencia, existen innumerables ejemplos de innovaciones en el uso de este noble material, las cuales ya son utilizadas por muchos usuarios alrededor del mundo. Algunos ejemplos que usan como material el cartón corrugado son:

El cartón corrugado será el material del futuro para envases y para infinidad de aplicaciones, con innumerables ventajas competitivas respecto a otros materiales y, por sobre todo, con mucho camino por recorrer de la mano de la innovación y de las necesidades del embalaje.

Los fabricantes actuales y futuros pueden esperar un gran crecimiento de este sector pero deberán adaptarse a los nuevos desafíos y exigencias que demandará el mercado. Quien logre transformarse y reinventarse adaptándose a estas nuevas tendencias, seguro, tendrá un gran futuro por delante.

* Gellert es gerente de planta de Maxipack

Edición N° 29 – 2018

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *