| 011-5032-2060/61/62

REGIONAL

Klabin da su visión del mercado brasileño


27-11.- Recuperándose de años muy difíciles de recesión económica e inestabilidad política, se espera que Brasil vuelva a encarrilarse, favoreciendo los mercados de papel de embalaje y cartón corrugado. Así lo afirmó el director comercial de Klabin, Flávio. Deganutti, durante la 18ª Bienal Internacional de RISI International ContainerboardConference (ICC) en Chicago.

El ejecutivo comentó que “habrá mucho por venir” en los próximos años. “La agenda del nuevo presidente es mucho más abierta, transparente y positiva para el mercado. Su agenda apunta a la dirección correcta para nuestra industria, y tenemos expectativas muy altas para 2019 y 2020”.

Deganutti comentó que después de caer 3,6% en 2015 y 3,5% en 2016, y luego aumentar solo 1% en 2017, se espera que el PBI del país crezca 1,4% este año y 2,4% en 2019. Mientras tanto, la tasa de desempleo debería disminuir desde 12,8% en 2017 al 11,8% este año y al 10,7% en 2019.

“Nuestra industria no está sufriendo demasiado porque estamos muy conectados con la alimentaria, que es mucho más resistente”, afirmó el director de Klabin

También mostró que las exportaciones brasileñas de fruta aumentaron un 6,5% en 2017 con respecto a 2016. “Brasil es el tercer productor de fruta del mundo, pero exporta solo el 3% de su producción total. Además, solo el 10% del mercado nacional de frutas utiliza cartón corrugado, por lo que hay un gran potencial para que las cajas crezcan en ese sector”.

Deganutti señaló que Brasil es el primer exportador mundial y el segundo productor de carne y pollo, y sus exportaciones han aumentado en los últimos años, incrementando la demanda de cartón corrugado. “En 2017, el sector de proteínas representó el 22,5% de los envíos brasileños de cartón corrugado”.

Otro sector que tiene potencial para impulsar el consumo de cartón corrugado en Brasil es el comercio electrónico. “El comercio electrónico representa el 4.3% de las ventas minoristas brasileñas. Todavía es muy bajo. Pero está creciendo rápidamente”, dijo Deganutti.

Según sostuvo el ejecutivo,  el consumo per cápita de envases corrugados en Brasil es de 30 m², más bajo en comparación con sus vecinos  como Chile, 37 m² y Argentina, 40 m², e incluso más bajo que los países desarrollados, como Alemania (122 m²), Japón (110 m²), y EE. UU. (108 m²). “El volumen brasileño de cartón corrugado debería crecer 2,2% en 2018 y 3% en 2019”, señaló.

Explicó que el cartón corrugado en Brasil usa el 70% del papel reciclado y el 30% del cartón virgen. En 2017, Brasil produjo  4.6 millones de toneladas de papel para corrugary se espera que aumente en 4,3% a 5,4 millones de toneladas para 2021, a medida que se planifican nuevas capacidades.

 

Fuente: Risi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *