NEGOCIOS

La caída del consumo afecta los ingresos de las mayores alimenticias argentinas


18/08-   La caída del consumo afecta los ingresos de las mayores alimenticias argentinas

Por Andrés Sanguinetti.-  Con un nivel de rentabilidad conjunta de $ 595 millones, ambos grupos focalizan sus estrategias en los mercados externos para equilibrar la caída doméstica

Las dos principales alimenticias del país sumaron ganancias semestrales mayores $ 500 millones que, en ambos casos, fueron menores a las esperadas al ser impactadas por la caída de las ventas del consumo masivo y los incrementos de costos.

 

De manera casi simultánea, Arcor y Molinos Río de la Plata presentaron sus balances ante la Bolsa de Comercio de Buenos Aires referidos a los primeros seis meses de este año.

 

En el caso de la empresa controlada por la familia Perez Companc sus ganancias ascendieron a $ 207 millones, menos de la mitad de los $ 488 millones de igual período de 2014. Según consta en su estado contable, la caída se debe principalmente de la revaluación de los activos externos netos registrada el año anterior (generó una ganancia de $ 214 millones) y no verificada durante este semestre.

 

La compañía además aclara que el resultado operativo de $ 609 millones “estuvo impactado por menores volúmenes de venta del negocio de marcas (alineados con la tendencia de consumo de este mercado) y por los incrementos de costos absorbidos por la sociedad, resultando $ 122 millones inferior al de igual período del año anterior”.

 

Con este escenario interno, Molinos, que es controlada por el Grupo PCF, apuesta al mercado externo, donde ya realizó varias operaciones tanto de exportación de productos como de compras de marcas en otros países.

 

En un principio, exportaba casi exclusivamente aceite de girasol a Rusia. Pero la caída de este producto a nivel global, la falta de incentivo local para su siembra y la pérdida de competitividad argentina frente a los aceites alternativos, llevaron a la empresa redefinir su estrategia en el mercado internacional. Desde 2007, apostó por el segmento de marcas internacionales, comercializando productos con marca y valor agregado haciendo foco en pastas secas premium, aceite de olivas y vinos de alta gama. La idea fue ser un proveedor global priorizando mercados donde ya tenía un conocimiento previo. Además, produce y vende como congelados, harina fraccionada, vienas, yerba y arroz, y molienda y exporta derivados de la soja y el girasol.

 

En el caso de Arcor, su ganancia semestral llegó a los $ 388 millones contra $ 239 millones del mismo semestre de 2014. Y si bien se trata de un incremento relevante, en el mercado sostuvieron que las perspectivas de rentabilidad para este grupo eran mayores. Y analizan que la retracción del mercado interno y la suba de costos no ayudaron.

 

Arcor se ha convertido hace años en una multinacional que produce una amplia gama de productos de consumo masivo (golosinas, chocolates, galletas, alimentos); e industriales (cartón corrugado, impresión de films flexibles), en Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

 

En el caso de sus filiales extranjeras, sus ventas representaron 25,9% respecto de las ventas consolidadas del grupo, mientras que las del mercado doméstico, que incluyen las exportaciones, representaron 74,1%.

Para financiar nuevas inversiones, cancelar pasivos e invertir en capital de trabajo el grupo cordobés de la familia Pagani viene emitiendo Obligaciones Negociables simples no convertibles en acciones, en el marco de un programa por hasta u$s 500 millones. La última emisión fue el 15 de junio por $ 500 millones. Estos fondos fueron destinados en su totalidad a la refinanciación de deudas bancarias tomadas en Argentina.

 

Ante este escenario, Arcor aclara en el comunicado enviado a la Bolsa de Comercio para anunciar su balance semestral que “continúa con su política de mantener niveles adecuados de liquidez para el cumplimiento de sus obligaciones”. Al 30 de junio su liquidez asciende a $ 1652 millones. Además, Arcor enfoca su estrategia de crecimiento en el exterior. Para la empresa es importante “el desarrollo de proyectos de asociación estratégica, incremento de ventas en el exterior mediante la apertura de nuevos mercados internacionales y la globalización de los negocios”. Además se focaliza en los negocios de consumo masivo y control del gasto, “priorizando la liquidez y una sana estructura de financiamiento con el objetivo de asegurar el cumplimiento de sus obligaciones y compromisos, como también los fondos necesarios para el desarrollo de sus operaciones y proyectos de inversión”.

 

Fuente: http://www.cronista.com/negocios/La-caida-del-consumo-afecta-los-ingresos-de-las-mayores-alimenticias-argentinas-20150813-0054.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.