REGIONAL

“Es difícil aumentar los precios del kraftliner en Brasil”


28/03 – A pesar de que se anunciaron aumentos de precios para el papel kraft en Brasil, fuentes del mercado informaron que el entorno económico deprimido del país sigue afectando las negociaciones y el aumento está ocurriendo más lento de lo estimado. Hasta este momento, los contactos confirman que un alza de precios promedio de entre el 9% y el 10% sigue siendo la meta, pero su implementación completa se espera en las próximas semanas.

«Estoy de acuerdo en que es difícil aumentar los precios del kraftliner en Brasil, a pesar de que hay un apoyo global para el movimiento y la demanda se calienta en el extranjero. El mercado local tiene una dinámica diferente y sólo podríamos implementar el aumento parcialmente, Estamos seguros de que en abril alcanzaremos el aumento total «, dijo un proveedor.

Según otra fuente, como la demanda global es muy buena en el momento y su empresa tardó más en anunciar un aumento de precios, las ventas de marzo fueron muy fuertes pero también tienen clientes que solicitan volúmenes más altos para extender el aumento en los próximos meses.

Un productor brasileño también comentó que los precios para el embalaje de kraftliner y reciclado deberían ser mayores desde finales de 2016, ya que los márgenes se comprimen y algunos jugadores incluso fueron obligados a abandonar el negocio, como Madepar, que cerró indefinidamente su única planta de Aparecida, En el estado de São Paulo, debido a las débiles condiciones del mercado.

En este escenario, la encuesta de PPI América Latina encontró en marzo que los precios de kraftliner continúan entre  u$s 640 y u$s 670 por tonelada FOB; un 6,2% más que hace un año.

El liner blanco se comercializó entre u$s 800 y u$s 815 por tonelada, un 12.2% más que en marzo de 2016, mientras que el testliner fue negociado entre u$s 565 y u$s 580 por  tonelada, un aumento anual de 5,6%. El papel onda continuó vendiéndose a un precio que varía entre u$s 475 y u$s 510 por tonelada, un 2,2% más que hace un año, y el sack kraft no blanqueado se mantuvo en u$s 760 y u$s 785 por tonelada, un 3,6% más que en febrero de 2016.

Un jugador del mercado afirmó que después de que los precios de kraftliner se consoliden en Brasil, los precios del recorte para fabricar papel también deberían subir en uno o dos meses. «El mercado camina junto y ya restringimos las ofertas de papel de alta calidad para la conversión, por lo que prevemos que el aumento de los precios se extenderá por toda la cadena de embalaje».

En cuanto al sack kraft, las fuentes indican una demanda constante en marzo ya niveles similares a los del año anterior. Debido a eso, los aumentos deben ocurrir solamente más cerca del final de la primera mitad. «Tenemos indicios de que la demanda puede finalmente comenzar a mejorar en Brasil, los precios hasta el momento no han cambiado», señaló un contacto.

Según los últimos datos publicados por la Industria Brasilera de Árboles (Ibá), el país produjo un total de 476.000 toneladas de papeles de embalaje en enero, un 1,5% menos que el año anterior. Las ventas internas mejoraron 2%, hace más de un año a 151.000 toneladas y las exportaciones también aumentaron casi 17% a 69.000 toneladas. Las importaciones también subieron un 33,3% a 4.000 toneladas, pero el consumo aparente disminuyó un 0,5% a 411.000 toneladas. «Es importante señalar que el incremento en las ventas internas se basa en una muy mala cifra obtenida en 2016. El crecimiento del mercado durante el primer trimestre ha sido bueno y sólido, pero debemos considerar que la demanda del año pasado fue restringida», comentó la fuente.

Los jugadores en el mercado de papel para corrugar y cajas también están luchando para compensar los aumentos de precios del país. Hasta marzo, los proveedores afirman que los aumentos se están implementando poco a poco y en diferentes proporciones según la región y los clientes, por lo que el traslado probablemente tardará meses en completarse. «Será especialmente difícil aplicar el aumento en las cuentas medianas y grandes, ya que la demanda total de bienes del país sigue siendo débil y los compradores son muy difíciles al negociar para evitar que se produzcan nuevos precios», dijo un proveedor.

Por otro lado, un jugador afirmó que su empresa ha sido rígida en los aumentos. «Hemos optado por permanecer firmes y apostar por los servicios, por lo que tuvimos éxito en la mayoría de los casos, pero en realidad veo que muchos competidores no son proactivos para hacer que este aumento llegue a todo el mercado».

Las estadísticas preliminares divulgadas por la Asociación Brasileña de Papel Ondulado (ABPO) muestran que el país envió 252,807 toneladas de cartón corrugado, papel y accesorios en febrero, un aumento de 3,3% respecto del año anterior. Sin embargo, en comparación con enero, los envíos disminuyeron un 6,9%. Los embarques de cartón corrugado brasileño en lo que va de año totalizaron 524.379 toneladas, un aumento de 4,3% en comparación con los dos primeros meses de 2016.

Risi

Por Marina Faleiros para PPI Latin America.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *