¿Puede volar un avión de cartón corrugado?


Video

Smurfit Kappa ha demostrado que su amplia experiencia y conocimiento pueden extenderse más allá del ámbito de los envases. Esta vez mediante la construcción de un avión de cartón ondulado capaz de volar.

Desde el Centro de Desarrollo (DC), centro de operaciones de Smurfit Kappa para la investigación y desarrollo, la empresa recurrió a su amplio conocimiento y experiencia para diseñar, construir y finalmente hacer volar un avión que no sólo estaba hecho de cartón, sino que fue lo suficiente robusto como para que fuera conducido por un maniquí con el peso real de una persona.

El avión fue diseñado inicialmente por el ingeniero del centro de desarrollo de la empresa, Arnoud Dekker, con una licenciatura en ingeniería aeronáutica. El diseño se tradujo en un modelo 3D corrugado, y el plano físico fue construido usando las habilidades y la experiencia del equipo del Centro de Desarrollo.

Todo el proceso se llevó a cabo, de principio a fin, en la misma empresa, lo que demuestra cómo Smurfit Kappa puede recurrir a una combinación de experiencia en el diseño y de comprensión científica de cartón ondulado, creando soluciones para satisfacer cualquier reto.

El producto final contemplaba, aproximadamente, una longitud de 9 metros de largo por 8 metros de ancho, con una altura de más de 2 metros y un peso de alrededor de 160 kg. El avión estaba hecho completamente de papel, cartón y pegamento (70 m2 de papel, 240 m2 de cartón, y 25 kg de pegamento).

Una vez construido, se puso a prueba volando con un maniquí con un peso parecido al de una persona real, 60 kg, y alcanzó una altura de más de 25 metros y una distancia de más de 300 metros.

«Cuando, inicialmente, quisimos asumir este reto estábamos un poco escépticos, pero rápidamente ese escepticismo se volvió emoción», dijo Dekker. «Fue un gran modo de demostrar la fuerza, versatilidad y durabilidad del cartón ondulado, así como la experiencia y los conocimientos que van en la creación de cualquier producto, ya sea un avión o una solución de embalaje difícil».

Este es otro ejemplo de cómo Smurfit Kappa busca «abrirse al futuro» y buscar nuevas soluciones para sus clientes. La nueva estrategia se centra en el crecimiento de clientes a través del discernimiento y la innovación, lo que refleja la batalla continua para los propietarios de marcas y ganar ese importantísimo primer momento de la verdad, donde los compradores eligen una marca sobre otra.

Este es otro ejemplo de cómo Smurfit Kappa se consolida en “Abrir el futuro” para sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *